Líquido oleoso obtenido a partir de las semillas del fruto de Rosa rubiginosa. Contiene una mezcla de ácidos grasos esenciales, principalmente ácido linoleico y linolénico.

Tiene propiedades hidratantes, antienvejecimiento, reestructurantes y regeneradora de la piel. Indicado en el tratamiento de las estrías, cicatrices, arrugas, escaras…

Al tratarse de un aceite, su absorción es limitada, por lo que se aconseja su utilización alternándolo con otros preparados específicos.

Se ha demostrado si eficacia en la recuperación de los tejidos.

Se recomienda usar por la noche.

No utilizar en pieles con tendencia grasa o acneica.