Propiedades regeneradora, revitalizante, reafirmante, hidratante y cuidado de la piel envejecida.

Modo de empleo: Diariamente, después de limpiar bien la piel, agitar la ampolla y aplicar sobre la cara y cuello mediante un ligero masaje hasta su completa absorción.

Al poderse cerrar, cada ampolla puede usarse hasta para cuatro aplicaciones.