Proteoglicanos

Los proteoglicanos son macromoléculas complejas formadas por una proteína núcleo, unida a varias moléculas de glicosaminoglicanos.

Usados en cosméticos para el cuidado de la piel, a concentraciones que van del 2 al 10% con funciones:

  • Regenerante epidérmico
  • Mantener y activar la funcionalidad de la piel
  • Revitalizante
  • Reafirmante
  • Hidratante y cuidado de la piel envejecida.

Un ejemplo del uso de proteoglicanos en dermatología y cosmética son las ampollas de Endocare.

Se encuentran de manera natural en las uniones entre células, participando en la proliferación celular y en el reconocimiento y diferenciación celular, gracias a su naturaleza aniónica.

Obtenidos por un proceso de extracción cuidadoso, a partir de tejido animal no degradado, normalmente de las tráqueas de bovinos mediante tratamiento con soluciones tampón ligeramente ácidas.

Los preparados con proteoglicanos pueden mostrar algún precipitado con el tiempo, aunque esto no afecta a la calidad del producto. En ese caso agitarlo antes de usar.