Aceite argán

Aceite argán

El aceite de argán es un aceite graso de color amarillo, virgen, obtenido de las semillas del árbol de argán (Argania spinosa; fam. Sapotáceas) mediante presión en frío y posterior desodorización.

El argán es un árbol que crece principalmente en el sureste de Marruecos.

El contenido en aceite de la semilla es de aproximadamente un 40-45 %. El aceite es obtenido casi exclusivamente mediante prensión en frío y no acostumbra a refinarse.

El proceso de desodorización permite eliminar su fuerte olor, manteniendo a la vez todas sus propiedades y haciéndolo agradable para incorporar en múltiples tipos de productos cosméticos.

El contenido entre ácido oleico y linoleico es de un 80% (ácidos grasos esenciales omega-6 y omega-9), y la proporción oleico/linoleico es cercana a 1:1.

Este aceite marroquí es uno de los aceites con un contenido más alto en tocoferoles (sobre unos 600 mg/Kg) y por lo tanto muy estable a la oxidación. Es casi tres veces más resistente a la oxidación que el aceite de oliva.

Su alto contenido en tocoferoles potencia sus propiedades antioxidantes, neutraliza los radicales libres, y protege la piel de las agresiones externas. La alta presencia de oleico y linoleico favorece la restauración de la capa lipídica de la piel y protección del tejido conjuntivo, por lo que es un excelente revitalizador de la piel, uñas y cabello. Es un regenerador celular.

Es un aceite antioxidante, emoliente, hidratante y aporta mucha elasticidad a la piel.

Se usa también en acné, alergias y quemaduras, y como activo antienvejecimiento.

Además es un aceite muy popular para masajes corporales.

Tiene aplicación facial, corporal, y para el cabello y uñas.

Es un aceite muy recomendable para pieles secas, muy secas, y/o descamadas.

Se dosifica desde el 2% hasta el 100%

Otros nombres: Argania spinosa kernel oil. Aceite de Morocco. Aceite marroquí.

 

Referencias bibliográficas
Información extraída de la ficha técnica de Acofarma.