Avena

La avena es una planta de 50-150 cm de altura, con hojas alternas, anchas y planas. Se cultiva en la mayor parte de países con clima templado. Su fruto es utilizado por sus propiedades:

  • Remineralizante, tónica, diurética, coadyuvante en hipertensión, sedante, ligeramente hipoglucemiante y laxante.
  • Por vía tópica es emoliente, hidratante, suavizante, antipruriginoso, protector y regulador del pH fisiológico. También se le atribuyen propiedades descongestivas. Por ello se utiliza en el tratamiento de dermatitis atópica, dermatosis, prurito (picor) y urticaria.

Composición de la avena:

  • Lípidos
  • Almidones y celulosa
  • Tocoferoles
  • Alcaloide indólico: gramina
  • Sales minerales: cálcicas, silísicas, manganeso, zinc, hierro, etc
  • Polifenoles: flavonas
  • Saponósidos triterpénicos del tipo furostanol: avenacósidos
  • Carotenoides