Tocoferol acetato (vitamina E)

Productos químicos y principios activos: propiedades, aplicaciones, fórmulas...

Con el nombre de Vitamina E existen varios compuestos, denominados Tocoferoles, que los podemos encontrar como:

  • α-tocoferol: el más activo como vitamina y el usado en terapéutica (así como sus derivados: ésteres con acetato y succinato).
  • β-tocoferol.
  • γ-tocoferol.
  • Delta-tocoferol: el más activo como antioxidante.

Según su origen:

  • El término d-α-tocoferol hace referencia a la vitamina E natural; la mas activa.
  • dl-α-tocoferol hace referencia a la mezcla de isómeros preparado sintéticamente.

La vitamina E es una vitamina liposoluble, cuyo papel principal es prevenir la oxidación de los ácidos grasos poliinsaturados. La vitamina E reacciona con los radicales libres de oxígeno, que son los causantes del daño oxidativo de las grasas de las membranas celulares, evitando la formación de otros radicales libres en el proceso.

Tiene capacidad de prevenir eritemas (enrojecimiento) solares (reduciendo el proceso inflamatorio y el incremento de la permeabilidad vascular), así como la formación de manchas cutáneas de lipofucsina.

Es un buen antioxidante. Esta capacidad se potencia cuando se asocia a la vitamina C (palmitato de ascorbilo) en la proporción de 1:5, protegiendo a fórmulas ricas en lípidos insaturados y para realizar una actividad secuestradora de radicales libres. En ocasiones se asocia al sodio metabisulfito para estabilizar fórmulas fácilmente oxididables (como las que contienen hidroquinona).

Tiene acción hidratante de la piel.

Estas actividades antioxidantes e hidratantes explican que se pueda mejorar el aspecto de la piel senil, sus arrugas y su sequedad, estando indicada para el envejecimiento cutáneo.

Dosificación:

  • Vía oral según necesidades del paciente y/o patología, entre 40-200 mg/día.
  • Vía tópica al 0,1-3%.

 

Referencias bibliográficas
· Ficha técnica de Acofarma y de Fagron.