Antibióticos

Antibióticos

Los antibióticos son sustancias que matan o impiden el crecimiento de las bacterias, no son útiles para gripe, catarros y procesos febriles causados por virus.

Siempre deben ser utilizados bajo prescripción médica y dispensados con receta, no se automedique. Aunque sea en crema, en solución líquida, en toallitas o en cualquier otro formato (forma farmacéutica). Es importante que siga las instrucciones relativas a la dosis, el intervalo de administración y la duración indicadas para su tratamiento.

Debemos hacer un uso responsable de los antibióticos. Tomarlos indebidamente contribuye a la aparición de resistencias bacterianas, dejarían de ser efectivos y perderían la capacidad de curar infecciones.

Si una vez finalizado el tratamiento le sobra antibiótico, devuélvalo a la farmacia para su correcta eliminación. No debe tirar los medicamentos por el desagüe ni a la basura.


Base de datos sobre diferentes antibióticos; propiedades, aplicaciones, dosificaciones, fórmulas magistrales


La imagen corresponde a una Placa de Petri, entre sus usos destaca el estudio de bacterias en laboratorio.